Nos mudamos

Posted March 28, 2007 by Juan Camilo
Categories: Anuncios

Damas caballeros y niños. Fronesis promete volver. En un par de semanas tendremos nueva discusión. Pero el nuevo URL es http://un-fronesis.blogspot.com

Vuelve frónesis?

Posted March 16, 2007 by Juan Camilo
Categories: Anuncios

Damas, caballeros, niños y niñas. Había perdido la contraseña de este blog y también la contraseña del mail al que me mandarían la de frónesis en caso de pérdida. Por fin, logré recuperarlas. La pregunta es ¿Hay todavía algún lector interesado?

Un cuentico…

Posted May 21, 2006 by Juan Camilo
Categories: Anuncios

Atendiendo a las sugerencias de un "entremés", como dijo Mao. Aquí hay un cuentico que espero les guste. Perdonen el desorden, pero justificar (el de  alinear a ambos lados) el texto en estos posts de wordpress es algo que no he aprendido.   

EL OASIS DE ATHARALÁN: 

De repente se puso de pie  y comenzó a caminar sin rumbo durante varias horas hasta que se hizo de noche y el cansancio hizo que  su caminata diera a término en una abadía desconocida. Si la descubrió por casualidad o no, jamás lo sabremos; si los hilos del más allá lo hicieron llegar a la abadía, el destino maquinó su ruta o  el universo conspiró el arribo, será conocimiento de otros.   

Entró por el portón principal, que se encontraba entreabierto, sin temor a la noche ni a la imponente arquitectura del lugar. Las paredes murmuraban en un idioma desconocido. Se arremolinaron los alientos de los dioses y las  huellas  del humano se desdibujaron de las infinitas arenas de Atharalán. Penetró por los rosales del jardín hasta un domo de madera,  demasiado grande  para estar dentro de la abadía. Caminó dubitativo piedra a piedra alrededor del domo de la abadía; sus pasos, lentos, precavidos y asustados se hacían cada vez más lentos, precavidos y asustados. 

 Temía  lo que se avecinaba, como es natural con  lo desconocido.  Sabia con certeza que no podría volver, sentía que el tiempo lo iba a olvidar y a esconder el desierto. Se detuvo, pero no hubo gran cambio en la velocidad de su caminar. Entró al lugar. 

Una espiral de muchos estantes, llenos con aún más libros y de letras como granos de arena le rodeaban. Comenzó por el final de la espiral. Un libro rojo de rojas letras escrito en un idioma desconocido, quizás el mismo que las paredes sabían. Siguió sin entender lo que leía. Encontró un libro con muchos colores y rayones, al parecer, en cualquier dirección, y cambiando, a la deriva quizás;  sus colores,  líneas, círculos  y otras cosas que no entendía. Uno negro con una sola hoja, de papiro antiguo con triángulos de diferentes tamaños y ángulos; otro con una cubierta de piel que estaba escrito con lo que al parecer era sangre proveniente de un dedo, pues se notaban huellas en las letras y marcas características, al final de cada trazo. Un libro gigantesco más pesado que un carnero, con lo que parecían fichas de Go.    

Continuó su expedición varios años, alejado del hambre y de la sed. Revisó, sin leer con detenimiento, más de 900.000 libros que jamás habría podido si quiera imaginar. Se encontró con números y puntos que reavivaron sus alientos. De entre las escrituras del buhonero de Persia, Cornud el noveno; hombre sabio y ávido de bondad, encontró letras conocidas y vocablos familiares, leyó lo que pudo en su mente. Olvidaba las palabras, el tiempo le olvidaba tal como lo pensó al entrar. Encontró el libro de la risa de Aristóteles, el libro de los apócrifos de Übermensch, y el libro de la vida, escrito por Amón.  De lo que pudo entender, restaban símbolos y máximas que ya no podía pronunciar. Su lengua intentó hacerlo, pero el silencio imposibilitaba cualquier intento. Las paredes hacían justicia a su posición y callaron, o quizás seguían hablando pero en otro idioma, por temor a que entendiera ya el primero. 

El hombre, agotado, continuó hacia el centro de la espiral. Había olvidado ya su nombre y su aspecto. Recordaba algunas cosas: el olor de las rosas y del cacao, y  el sabor de los besos de Atkara, su esposa, cuyo nombre también recordaba. Se aferró a esos recuerdos y otros menos claros y se negó a terminar de leer. Dejó el centro de la espiral sin escrutar y los números sin resolver. Pensaba en los olores, los pensó hasta sentirlos. Su extasiado cerebro se hacia virgen, el hombre se hacía sabio. Eventualmente olvidó leer y también el orden de los números, olvidó la arena y el tiempo. El pensador dejó de moverse. Dejó de ser hombre, o quizás se hizo demasiado humano.

Discusión: Relativismo

Posted May 7, 2006 by Juan Camilo
Categories: Antigua, Discusión

RELATIVISMO VS… ¿Conocimiento?

El jueves 3 de Mayo en la clase de Filosofía Antigua surgió, como todos sabemos, una discusión acerca del relativismo como propuesta epistémica y metodológica, acompañada de argumentos cerca de una u otra postura en general. Hemos convenido en continuar ese debate en este espacio durante la próxima semana (si se aceptan los límites de tiempo que propuse).

En esta ocasión seré yo quien redacte el mensaje original y responderé a las objeciones que de él se tengan, siguiendo el proceder del debate anterior.

Para facilitar las cosas, a continuación presento una lista de los enunciados principales que defiendo en el texto para luego argumentarlos; pero antes, debo decir que:

 

1- Mi posición general será (al menos en este debate) el de apoyar el relativismo como propuesta metodológica para alcanzar el conocimiento.

 

2- Digo que el relativismo no solo es una opción epistemológica para llegar al conocimiento sino, por su estructura, la única posible para ésta tarea. Esto lo explicaré más adelante.

 

Debemos tener en cuenta (los que participamos en el debate) que no es cualquier tipo de relativismo el que va a ser discutido, por lo que no todas las objeciones a ésta escuela son válidas aquí. Las principales propuestas de este relativismo (el que estoy defendiendo) rezan:

 

1- Toda verdad tiene un rango de validez relativo a un sistema de referencia específico.

 

2- Un conocimiento no puede ser absolutamente objetivo, sino que siempre depende, en alguna medida (en mayor medida, digo yo) de las facultades, posibilidades y limitaciones del sujeto (en su subjetividad)

 

3- Existen relaciones reales y efectivas entre el sujeto y el objeto y entre varios sujetos.

 

Si bien la lista puede prolongarse, creo que con estos enunciados basta para entretenernos un buen rato en su discusión. A continuación redactaré los argumentos que sustentan cada propuesta:

 

1 Téngase bien en cuenta que esta proposición no esta en sentido negativo sino positivo, esto es, no reza de la forma: “no hay conocimiento absoluto”, y téngase en cuenta también que la primera no implica necesariamente la segunda. Esto se entiende mejor si nos damos cuenta que este relativismo no es ontológico (todo objeto es relativo) sino epistemológico (todo conocimiento del objeto es relativo). Si aceptamos que el objeto de conocimiento es relativo a un sistema de referencia, esto es, si decimos que el objeto no tiene existencia absoluta, como algo en sí, en ese caso sí estaríamos despreciando la absolutividad  de la realidad, de donde se pasaría a la otra proposición (no hay conocimiento absoluto). Por ejemplo, si decimos que las piedras no son piedras siempre, sino que solo son piedras en este momento o en este espacio, o solo cuando nosotros las vemos, estaríamos diciendo que las piedras no SON piedras en sentido absoluto, sino que todo su ser es relativo, en ese caso seria inapropiado decir que hay conocimiento absoluto, suponiendo que el mismo objeto es relativo en sí. Sin embargo, este no es nuestro caso, y el relativismo del que hablo no se refiere a la cosa en sí, sino al conocimiento de esa cosa. Lo que es relativo no es la cosa sino la verdad de las proposiciones acerca de esa cosa, de la siguiente manera: lo que podemos conocer del objeto (el radio de validez de nuestras proposiciones) depende nuestras propias facultades de conocimiento (esto se explicará en el siguiente punto). Que el cielo sea azul no es lo relativo, sino la verdad de la proposición: “el cielo es azul”. La pregunta es: ¿a qué es relativo?; esto se responderá después.

 

2 Todo conocimiento es una relación entre un sujeto de conocimiento y un objeto de conocimiento, en la que el primero conoce y el segundo es conocido. En este sentido, todo conocimiento es objetivo en cuanto se refiere a un objeto, como también es subjetivo, porque en él interviene activamente un sujeto. Para poner las cosas en términos sencillos, del objeto se puede conocer solo lo que se puede conocer de él, y el sujeto puede conocer solamente lo que puede conocer. No obstante lo evidentes o simples sean estas proposiciones, es importante resaltarlas, ya que el no hacerlo nos conducirá en línea recta a un dogmatismo: el sujeto y el objeto no tienen una apertura absoluta sino, en cualquier caso, relativa a las características de cada uno y del mundo en el que se encuentran. Supongamos que un científico quiere “conocer” un agujero negro; en este caso tendrá que someterse a las limitaciones que le presenta su intelecto, capacidades científicas, instrumentos de conocimiento, hasta presupuesto para la investigación y los problemas cotidianos (como que tenga un grave dolor de dientes que no lo deje concentrar); pero también el conocimiento dependerá de hasta qué punto el agujero negro se deje conocer, esto es, qué información en él esta explícita y cuál implícita, qué nos muestra y qué nos oculta, etc.; y hay más: también se depende de qué tan lejos este el agujero negro, qué obstáculos hay entre el científico y él, los efectos de la relatividad espacial (en sentido físico) o lo que sea.

Pero pongamos un caso más sencillo y digamos que un gran matemático quiere conocer cuanto es 2+2. No por eso se soluciona la cuestión y desaparecen los problemas, y todavía el conocimiento depende de todas las variables antes mencionadas, aunque estos obstáculos sean evidentemente diferentes. Lo que el relativismo acepta en este sentido es que siempre hay, en cualquier relación de conocimiento, limitaciones y características especiales que influyen en la verdad de las proposiciones.

Más específicamente digamos que la verdad del conocimiento es relativo a: A) un sujeto: hay cosas que no son cognoscibles por nosotros y que de las que solo tenemos indicios accidentales o meramente teóricos (mecánica quántica, cuerpos negros, cuerdas, algunas enfermedades, vida en otros planetas, etc.). B) Un objeto: no podemos decir que “el objeto es azul”, ya que esto dependerá de qué objeto estamos hablando, si es el cielo, una iguana o un electrón; la verdad de las proposiciones también depende, pues, del objeto del que se hable.  C) El mundo: No todas las proposiciones de los sujetos acerca de mismos o diferentes objetos valen en diferentes mundos; por ejemplo, si decimos: “son las 2:00 PM”, no será cierto a otra hora, en otra parte del mundo, etc., si agregamos “son las 2:00 PM en Colombia en este preciso momento” ya estaríamos relativizando  la proposición.

 

3 El que el conocimiento sea relativo no implica en ningún sentido que “no sea conocimiento”. Al contrario, vemos que el relativismo lo que hace es hacer el conocimiento mucho más preciso y detallado, decir más cosas acerca del objeto, del sujeto y del contexto. Ahora bien, además de estas ventajas tiene otras, ya que no solo acepta que el conocimiento debe pensarse dos y tres veces para encontrar su rango de validez, sino que también acepta que, si bien todo conocimiento es relativo a un marco de referencia, hay puentes de apertura entre estos sistemas, lo que le da al conocimiento un aire de colectividad critica, lo cual tiene dos funciones: extender el rango de validez de las proposiciones a otros sistemas de referencia posibles y criticar la validez objetiva (ahora sí) de cada proposición relativa. Esto va más allá de la pura palabrería: si yo digo que el cielo es azul y lo comento con otro sujeto (no tengamos en cuenta, por ahora, las características subjetivas particulares, como si uno es daltónico, etc.; digamos que el relativismo también responde a esto, pero a otro nivel) hay dos opciones: que me diga que sí es azul o que me diga que es de otro color. En el primer caso, se habrá trascendido la relatividad total subjetiva y el conocimiento pasará a otro grado, más elevado, de validez; en caso contrario, se tendrá que pasar a debatir el rango de validez de cada proposición y, llegando a un consenso, se establecerá objetivamente la verdad relativa de los juicios. En cualquier caso se dirá algo acerca del objeto y la apertura logrará cada vez un acercamiento efectivo hacia él. Lo mismo pasa en el mundo (ya que hay accesibilidad entre mundos, como los descritos en los modelos de Kripke que estamos viendo en Lógica) o entre objetos (analogías o relaciones directas entre objetos, como la causalidad).

 

Para terminar, unas últimas observaciones: Lyotard decía que “no todo consenso habla de una verdad, más toda verdad suscita el consenso”; Einstein “podemos estar de acuerdo en que la luna es de queso, mas esto no nos dirá nada de la luna”. Esto también tiene respuesta, que diremos en el momento oportuno.

Me hubiera gustado aclarar lo de la confusión entre absoluto-relativo y subjetivo-objetivo de que hable en clase, mas lo mencionaré solo si es necesario.

Que las respuestas, problemas o lo que sea, se hagan en forma ordenada, diciendo cual proposición (de las tres) están atacando o a cual se refieren y presentando sus argumentos.

Las respuestas no se harán desde otra perspectiva, es decir, no valdrán las objeciones como que esa proposición no sirve desde el marxismo, por ejemplo; cada respuesta debe ser con respecto a, y dentro de este sistema. (Para acomodarnos a las reglas de la argumentación y la discusión)

 

Dadiar Fetanat Sánchez

El Caos – “Mao Chocolate”

Posted April 20, 2006 by Juan Camilo
Categories: Anuncios

POR FAVOR ANTES DE JUZGAR LEAN TODO EL POST.

Siendo consecuente con lo que dije al principio sobre el blog, he aquí un texto que presenta un compañero de la clase; y una discusión previa a su publicación. No sé el nombre pero se hace llamar Mao Chocolate y escribe lo siguiente (después de algunas correciones en las que acordamos) : 
 

Pues nada ni nadie, solo keria pues escribir en el blog siendo un poco utópico y atípico, de lo ke se trata este texto es de un tema ke me apasiona desbordante e intransitivo. el caos.
la real academia de la lengua lo define como un "1. estado amorfo e indefinido que se supone anterior a la ordenación del cosmos /2. Confusión, desorden /3. Fís. y Mat. Comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunos sistemas dinámicos, aunque su formulación matemática sea en principio determinista". de aki es posible tomar la primera definición y ver el caos en su acepción como concepto. este concepto del caos no como desorden sino como materia continua e indiferenciable es imposible de observar e identificar en la naturaleza, por lo cual es inherente examinarlo como una construcción mental del individuo, es decir como una idea hueca y difusa. el caos como idea es algo primario de lo cual, se supone, saldrán todas las ideas, la idea del caos nos la puede dar una masa informe e indecidida ke no nos dice nada, aproximándonos a la imagen de la materia revuelta con la energía y con la idea. se dirá en algunos casos ke puede llegar a ser incognisivle, además de impalpable, sin embargo aunke todo indike lo contrario el caos es diferente de la nada. es lo ke spinoza llama sustancia o esencia o algo así. el cuento es ke este caos no nos dice nada ni nos cuenta una historia, no tiene arte ni parte, ni canta ni baila

el caos como desorden no primario sino disposición anarkika de los conceptos es más interesante. imaginemos por un momento ke tenemos una caja llena solamente de dulces de colores y la vaciamos en el centro de una mesa… obviamente no kedarán ordenados por colores ni por sabores ni por marcas, pero el esparcimiento será tal ke la mesa no perderá el ekilibrio, no kedan mas a un lado ke al otro, si se amontonan será en el centro y la formación será simétrica casi en todas direcciones. ese es el caos como desorden. ahora si le sumamos la dimensión temporal tenemos ke este caos nos dicta el constante cambio en el tiempo. nada puede permanecer igual, y todo debe moverse como el fuego de heraclito

.
el caos como ideología puede llegar a ser. este pensamiento caótico consiste en poner la mente del sujeto en completo y ekilibrado desorden. logrando salirse de todos los limites mentales y derramar las mieles de la teoría en cosas irrelevantes como esta misma. la mayoría de las personas tiene prejuicios y estereotipos, creados por la sociedad mediante una mala educación fomentada por los medios, ke impiden el libre desarrollo y manejan la forma de pensar del sujeto, lo del caos es algo así como desordenar la mente y dejar de creer pendejadas, darse el lujo de cometer errores y de cambiar de opinión cada 5 minutos y no ser autentico a veces. mentir y desmentir, crear y creer y no hacerlo y tomar decisiones absurdas

.
para llegar a conclusiones de este tipo solo hace falta aprender a contradecirse. observando detenidamente al individuo es fácil notar ke no es propio de el contradecirse, es mas, gracias a la educación recibida el sujeto actualmente tiene una noción de autenticidad ke le es imposible romper sin generar un sentimiento de culpa. esta autenticidad genera en el individuo unas barreras imposibles de frankear, pues por un lado esta este concepto de autenticidad y por el otro están sus principios o paradigmas ke si bien son consecuencias de la forma de pensar del sujeto, no son muy susceptibles de modificación. en otras palabras, si una persona llega (mediante algún artilugio de la lógica) ke es inaceptable mirar hacia arriba, esta persona no lo hará mas, por ser autentico y además por la presión ke la sociedad ejerce frente a las personas "ilógicas" ke piensan una cosa y hacen otra. por esto el sujeto se limita frente al mundo mediante sus propias creencias. esto genera un proceso coercitivo donde se perjudica la libertad del individuo y por lo tanto su calidad de vida. por lo cual la unika salida ke se plantea es el desorden completo entre las ideas y la contradicción como una opción.
en casos es posible (y altamente probable) confundir este caos con el anarkismo, el dada, el nihilismo o el nadaismo, pero al observar detenidamente se inferirá ke estos son ideologías claras ke luchan por un objetivo, ke buscan la libertad del individuo y refutan los parámetros establecidos. el caos no refuta nada, es una cosa difusa y contradictoria ke no busca y no encuentra solo cambia y ya. incluso para algunos es libertad.
esto es lo ke he pensado y porfa disculpen si parece propaganda pero es ke me gusta mucho, unos saludes a todos y todas y pues nada, nos vemos en otra ocasión o antes si algo extraordinario ocurre, no crean nada de lo ke digo porke generalmente mi mente es komo mi ortograjia… libre.

chaos

SUGERENCIAS:

Su texto sin duda alguna hace justicia a su idea, es un caos. Ahora, iría conmtra mis principios publicar eso así como está. Obviamente no voy a replantear sus ideas ni nada por el estílo pero le vendría bien al escrito una ordenadita, puntuación, no hay mayúsculas después de los puntos, "ke" eso es esperanto, es mejor el "que" y hay además unos errores de ortografía. Todo esto no por mí sino por la formalidad del blog. Ahora bien, si usted hace eso, tal vez iría contra sus principios y me tilde de dogmátiko con k, pero creo yo que hasta del caos se debe hablar con orden.

Otra cosita es que algunas ideas van así como de totazo una tras otra sin argumentación o si quiera ejemplos, y hay muchas cosas del txto que necesitan una mediana explicación . Ud pasa de anarquía a caos, de caos a nihilismo, libertad, ideologías, educación. Eso está muy caótico.

Repito no es por mí, yo le entiendo así y no tengo problema pero uno escribe para ser leído y pues .. imagínese al profe Villaveces por ejemplo leyendo su texto.

Comenteme y pensamos a ver que hacemos para publicarlo. 

 RESPONDE EL AUTOR:

lo se, el texto rompe con algunas cosas, si sumerce se da cuenta algunas cosas tienen su explicacion, por ejemplo la ortografia es la de todo el mundo en internet, yo por lo menos trato de solo escribir con minusculas, nisikiera los nombres propios como heraclito o spinoza iban en mayuscula, por otro lado la gramatica es correcta en la mayor aparte del texto. lo ke a usted le molesta es la forma. pero sabe ke iria contra mis principios darle una forma ordenada, ademas esa forma es NUESTRA forma de exprtesion, no es rebeldia contra las reglas es simple mente ke nos gusta ser asi, o si no mire su nombre: **!!!K-mILo¡¡¡**… puede ke el blog sea serio, ademas ya esta constituido, y si el texto se sale de los objetivos del blog ya vendran comentarios ke nos hagan saberlo, por otra parte villaveces es muy buenagente y creo ke el ya sabe lo ke intenta explicar el texto, ademas el es matematico y no le va a importar mucho el asunto. por todo lo anterior y lo demas…. propongo:
1 si sumerce kiere le pone algo de orden pero conservando el contenido del texto y su forma caotica (pues por la intencion del texto es deseable esa forma)
2 me hace caso, lo publica tal y como esta y vemos ke dicen los comentarios (porke sumerce no debe privar a la gente de leer esto, dejelos ke lean, ke opinen y se hara conforme a las mayorias)
3 lo pasamos por un corrector de ortografia de word y ya. (pero esto kedaria inmundo)
4 sumerce propone algo

las ideas del totazo como la argumentacion es subjetiva y todo el mundo tendra algo ke decir, por lo cual las dudas ke genere seran aclaradas a medida ke surjan en los comentarios.

YO DIJE:

Listo que le corrija pues la ortografía word y dejemos lo demás. ¿Le molesta si pongo sus aclaraciones y mis sugerencias antes  del texto ? … pues pa´ no zampaerlo ahí de una y que se den cuenta que hubo una previa discusión por el bien del blog del texto y de sus ideas. ¿Le parece?

concluyó Mauricio:

listo hagale kon konfianza, pantier estarde. y ke gracias

AGRADECIENDO LOS COMENTARIOS, JCRD.

Kinósofos

Posted April 18, 2006 by Juan Camilo
Categories: Anuncios

El cineclub del departamento cambió de horario de proyección. Ahora todos los lunes de 1:00 a 3:00 pm  en el 104 de sociología. Vayan que está bueno.  

Pi, el orden del caos

Posted March 29, 2006 by Juan Camilo
Categories: Anuncios

Encontré una película muy interesante y que además tiene relación con varios de los temas vistos en lógica (proporción áurea, espiral de Fibonacci) la película de Darren Aronofsky, pi el orden del caos, trata sobre la obsesión de Max Cohen, el protagonista,  por el número 216 y su relación con el judaismo y su libro. 

Primera hipótesis de Max: las matemáticas son el lenguaje de la naturaleza. Segunda hipótesis: todo lo que nos rodea puede ser representado y comprendido mediante números. Tercera: si tomamos los números de cualquier sistema, lo que surge de inmediato es un patrón, una norma. Este tipo de patrones abundan en la naturaleza. Incluso detrás de los números que maneja la bolsa de Valores. 

¿Puede Max sustentar sus hipótesis?  ¿ Cómo encuentra el número y a que conclusiones le lleva ?


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.